Otra sala de espera / 102
/ 103
   
 

Estamos otra vez en el comienzo
de este perverso juego de la oca
en esta sala de espera
que nos mal trata de esperar
y que nos trata de desesperar.
Tacos, minifaldas, carpetas, entrevistas
te saludan con la cordialidad del rito
“admisión” por esa puerta
te quedas varado, te rebotan
peinados como al viento, preparados
con esmero de inútiles.
Pero seguimos esperando
Martín y yo seguimos
como siempre esperando
queremos que nos digan
si nos quieren
o si rebotan el caso, como siempre
con largas, interminables
explicaciones perfectas, intachables
irreprochables, deshumanización al fin
de un ser humano
que equivocó la meta de su vida
que quiso llegar, pero no pudo
a ser persona.
Pero María y su Jueza
los ángeles guardianes
de esta historia
intimaron orden de internación.
Y terminaron lo interminablemente, injusto
Inacabable
En este desierto de palabras huecas
dueñas de la razón irrazonable.
A las 9,30 todo se mueve
con la velocidad de no tener destino
¿quién puso tanta malaria en el camino?

¿quién quiere detenernos?
¿debemos morirnos ahora mismo?
el paciente de la cola de al lado
es saludado por la terapeuta
sus ojos evidencian la desesperación
de la escucha, de tan solo una oreja,
una palabra
que en el minuto terapéutico
le diga “va a pasar”.
hay algo falso
en este mecanismo de sutura
entre la realidad y la locura
se necesitan
toneladas de humanidad que faltan
y solo hay unos granos dispersos
por el piso mugriento de la sala
inadmisible de admisión.
Esta y aquella terapeuta
son y no son
quisieran, pero no alcanzan a poder
la vida para ellas
es una cola interminable
donde reparten números que escasean
y que los pacientes solidarios
se reparten
para poder ser atendidos
hoy, mañana o nunca.
porque saben de sobra
que la mercancía de la vida
no se cotiza en bolsa
.

10 de diciembre del 98

 
 
 
 
Solicite información en: Tel/fax: (54) (011) 4825-0717 / e-mail: ferminestrella@novick-estrella.com.ar - Web: www.novick-estrella.com.ar