/ 28- 1º Parte: El Exilio
/ 29- 1º Parte: El Exilio
   
 

16 / nunca más será tarde
carta para alba maría

mientras te escribo ruedan sin quererlo
ese montón de lágrimas amargas
que todos guardamos dentro de la vida
esas lágrimas viejas, no lloradas
y siempre incomprendidas
no se por qué
de repente la vida se trepa a la garganta
giran recuerdos como tangos viejos

me mandaste unas fotos
con el trozo de españa en tu mirada
que llevamos colgado en las espaldas
sacar afuera cosas íntimas
decir yo soy, yo busco,
decir “no importa si no encuentro nada”
hermana, el mundo nos mezcló los dados
y las barajas sobadas de la suerte
nos rodeó de amigos diferentes
de distintas costumbres y mercados
en tu ciudad y en mi ciudad las frutas
las calles y la gente
se nombran diferente
vos sos una de ustedes en tu barrio
yo soy un extranjero entre la gente
y pienso a la distancia
cuánto esfuerzo para sacar a flote nuestra vida
para estar vivos de esta vida
pero por suerte ya no somos inocentes
nunca más será tarde para el salto
sobre el abismo del silencio
nunca más el espejo
devolverá quebrada la pregunta si valía la pena
éste dolor absurdo que heredamos,
ésta lágrima vieja que nos dieron
ésa vergüenza por gozar, por amar, por el delirio
ésta virginidad tan sin sentido
ésta angustia sin fin por lo que somos
o podemos hacer
ésta inseguridad por lo inseguro
éste mundo de embrollos cerebrales

moral y naftalina
es la herencia pesada
que heredaron del tiempo que vivieron
quisieron trasmitirla
como verdades únicas
pero la generación que nos parió
pateó el tablero sin saberlo,
y a través de tus cartas me doy cuenta
que la risa que hicimos es más fuerte
que la enorme tristeza que dejaron
que las ganas de ser un otro más
uno de tantos mezclados con la gente
es más fuerte
que los blasones de lata sin sentido
desfilan por delante
cementerios repletos con los míos
la sangre que pasó bajo los puentes
las veredas regadas de la infancia
tropezones que dimos en la vida
compañeras que amamos
los hijos que tuvimos
las cosas que quisimos
lo que hicimos al fin de nuestra vida
una furtiva lágrima
despide los recuerdos
en la estación de mi presente
nos empuja la vida hacia adelante
nunca más será tarde para iniciar el salto
sobre el abismo del silencio

nunca más será tarde
para iniciar la vida

17 / hay veces

hay veces que la vida me pesa como un plomo
que los días se alargan como penas de pobre
que estiro mi esperanza como un salario mínimo
que la vida carece de sentido

ya no me banco
seguir dejando el corazón a un lado

 
 
 
Solicite información en: Tel/fax: (54) (011) 4825-0717 / e-mail: ferminestrella@novick-estrella.com.ar - Web: www.novick-estrella.com.ar